martes, 30 de diciembre de 2008

Joy

Mientras Whitney Houston desperdiciaba sus dones en discos cada vez más anodinos, no parábamos de decir que ojalá hiciera el repertorio gospel de su madre. Bueno, para eso están las navidades.

2 comentarios:

Gonzalo Martín dijo...

Oiga, no suena.

Pero es igual. También estaba su tía Dionne Warwick, un pelín cursi es cierto.

Ignacio dijo...

Ya se oye, creo.